RUSIA

MOSCÚ

Como nunca la habías visto!

Rusia despenalizó la homosexualidad en 1993 pero recientemente St Petersburgo y otras ciudades han aprobado nueva legislación que equipara la homosexualidad con la pedofilia y contempla penas de prisión de hasta 5 años. Pese a ser muy combativa, en muchos aspectos allí la comunidad LGBT debe moverse aún en el underground. ¿Por qué deberíamos entonces viajar a un país tan hostil a nosotros/as? Nuestro viaje comienza en el paradigma de ese contraste: San Petersburgo, con 5 millones de habitantes.

San Petersburgo

Muy cerca de Finlandia, a apenas una hora de avión de Helsinki, en San Petersburgo hay varias visitas que te llevan fuera de la ciudad: los palacios de Peterhof, Catalina y Pavlovsk. Ya de vuelta, tienes Palace Square. Fue el centro de las revoluciones de comienzos del S. XX y Nevsky es el barrio más trendy, junto a la parte gay de San Petersburgo.

Lo más impresionante es el Hermitage, uno de los museos más grandes del mundo junto con el Metropolitan de NYC o la National Gallery de Londres. Su colección reúne más de 3 millones de piezas y el paseo hasta el Hermitage recorriendo canales merece la pena.

La mayor parte de los clubs que encontrarás (no más de una docena) son mayoritariamente de hombres, entre ellos Central Station y Cabaret, que no son el paradigma del buen gusto pero están bastante concurridos.

Moscú

De St Petersburgo a Moscú hay unos 600 km. aproximadamente que puedes cubrir en tren (hay diurnos y nocturnos) o en avión. La última opción parece la más cómoda, dado que luego vamos a pasar casi una semana en el Trans-Siberiano. Lo primero que te encantará de Moscú son las estaciones de metro. Son como un museo. Moscú es una ciudad de más de 9 millones de habitantes. Te conviene tener a mano un traductor o un diccionario de palabras básicas, dado que muchos no hablan inglés y la sonrisa tampoco es su código de buenas costumbres. No te ofusques.

No te puedes ir de Moscú sin visitar el Café Pushkin, considerado el mejor restaurante de comida típica. La gastronomía de la zona incluye a los postres los blinis (como crepes) y la vatrushka. De primeros: la sopa Solianka de carne o pescado (de sabor ácido) y la ensaladilla Olive (equivalente a la ensaladilla rusa)

De noche: Aquí sí podemos decir que la versión de Central Station en Moscú gana bastantes enteros. También conocida como Three Monkeys (Tri Obeziany) en el 71 Sadovnicheskaya Ulitsa. Pueden entrar mujeres pero la mayoría de los clientes suelen ser hombres.

Ruta con el Transiberiano

La ruta de Moscú a Vladivostok atraviesa el lago Baikal y es uno de los viajes más inolvidables que puedes hacer en la vida. Es recomendable hacerla de mayo a septiembre porque el resto del año suele haber temperaturas de menos 20 grados. La estación central desde donde salir en Moscú es Yaroslavskaya. Reserva un asiento blando, los duros no tienen a veces ni compartimento aparte donde dormir. Los blandos tienen literas de 2 y 4 pers. Finalmente puedes extender la ruta hasta Pekín y de ahí tomar un vuelo de vuelta. En Irkutsk puedes comprar los billetes con destino Mongolia. No hace falta que pongas a prueba tu ruso en el despacho de billetes de la estación, puedes optar por ir a uno de los hoteles junto al Angara, donde en inglés te emiten billetes en el acto. Una vez en Ulan-Bator, es aconsejable la compra del billete a Pekín unos días antes de la salida dada la poca frecuencia con que circulan los trenes directos Ulan-Bator – Pekín.

Rusia es Totalmente InsiteGay y tu?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: